Gracias al AMPA se han dotado a ocho clases con webcams para que los alumnos se conecten a las clases desde sus casas.

      Un nuevo paso para lograr adecuar la situación que vivimos con la pandemia con la necesaria formación académica de los alumnos, especialmente cuando sufren confinamiento preventivo o por resultar positivo en COVID y para mejorar la atención y seguimiento de los alumnos de 3º y 4º de ESO con régimen semipresencial.

     El AMPA ha comprado 8 webcams con micrófono ambiente integrado y sus respectivos trípodes para un mejor ajuste visual de las pizarras o pantallas. Así, los alumnos pueden conectarse desde casa a través de la plataforma Teams y seguir las explicaciones y las resoluciones de dudas y actividades. 

      Esta opción ya se ha llevado a cabo en estos meses con la limitación de utilizar la cámara integrada en los ordenadores de cada clase, con estas webcams se consigue una mejor visualización de lo representado en la pizarra y libertad de movimientos al profesor para atender por igual a todos los alumnos.

     La tecnología está ayudando a mantener las medidas COVID establecidas sin perder el contacto directo con los profesores.

     Estas son las primeras experiencias en Primaria y ESO.